El cambio climático amenaza con desencadenar reveses sin precedentes en el desarrollo humano

28 11 2007

Mientras los gobiernos se preparan para reunirse en Bali, Indonesia, y debatir sobre el futuro del Protocolo de Kyoto, el Informe sobre Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) advierte que el mundo debe centrarse en aquellos impactos del cambio climático en el desarrollo que podrían producir reveses sin precedentes en aspectos como la reducción de la pobreza, la nutrición, la salud y la educación.

El informe, “La lucha contra el cambio climático: Solidaridad frente a un mundo dividido,” ofrece un panorama descarnado de las amenazas que implica el calentamiento global. Según el informe, el mundo avanza hacia un “punto de inflexión” que podría atrapar a los países más pobres y a sus ciudadanos más vulnerables en condiciones de desventaja cada vez peores y dejar a millones de personas enfrentadas a la malnutrición, a la escasez de agua, a amenazas ecológicas y a pérdidas en sus medios de sustento.   

“En última instancia, el cambio climático representa una amenaza para toda la humanidad. Pero son los pobres, que no tienen responsabilidad alguna por la deuda ecológica que estamos acumulando, quienes enfrentan los costos humanos más graves e inmediatos”, señaló Kemal Derviþ, Administrador del PNUD.

El informe llega en un momento clave de las negociaciones para forjar un acuerdo multilateral que rija el período posterior a 2012, fecha en que vencen los actuales compromisos en el marco del Protocolo de Kyoto. Entre otras cosas, convoca a adoptar un enfoque de “dos vías” que combine medidas de mitigación exigentes para limitar el calentamiento durante el siglo XXI a menos de 2º centígrados con el fortalecimiento de la cooperación internacional en las actividades de adaptación.

En el ámbito de la mitigación, los autores instan a los países desarrollados a demostrar liderazgo y reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en al menos el 80 por ciento hasta el año 2050 respecto de los niveles de 1990. Además, el informe aboga por una combinación de impuestos a las emisiones de carbono, programas estrictos de emisiones negociables con fijación de límites máximos, la reglamentación del uso de la energía y la cooperación internacional para financiar la transferencia de tecnologías con bajas emisiones de carbono.

Respecto de la adaptación, el informe advierte que las desigualdades en la capacidad para hacer frente al cambio climático se vislumbran como una fuerza cada vez más poderosa que sigue profundizando las inequidades entre los países y al interior de ellos. En este sentido, llama a los países desarrollados a concentrar el accionar de las alianzas internacionales en la adaptación al cambio climático para reducir la pobreza. 

“Más que un llamamiento a la desesperación, hacemos un llamamiento a la acción”, comentó el principal autor del informe y director de la Oficina del Informe sobre Desarrollo Humano, Kevin Watkins, al tiempo que agregó: “Si trabajamos unidos y con decisión, podemos ganar la batalla contra el cambio climático. No aprovechar esta oportunidad constituiría un fracaso moral y político nunca antes visto en la historia de la humanidad”. Para él, las conversaciones que se llevarán a cabo en Bali son una oportunidad única para poner los intereses de los pobres del mundo en el centro de las negociaciones sobre el cambio climático.

El informe entrega pruebas concretas de los mecanismos a través de los cuales los efectos ecológicos del cambio climático se transmitirán a los pobres. Centrándose en los 2.600 millones de personas que viven con menos de US$2 al día, los autores advierten que las fuerzas que se desencadenen como resultado del calentamiento global podrían paralizar y luego revertir los avances conseguidos durante generaciones. Algunas de las amenazas al desarrollo humano identificadas por el informe son las siguientes:

  • El desplome de los sistemas agrícolas como resultado de la creciente exposición a sequías, altas temperaturas y patrones irregulares de precipitaciones, situación que dejará a otros 600 millones de personas en riesgo de desnutrición. Las zonas semiáridas de África subsahariana, región que tiene la mayor concentración pobreza del mundo, enfrentan posibles pérdidas de productividad de 26 por ciento de aquí al año 2060.
  • De aquí a 2080, a unos 1.800 millones de personas más les faltará agua y grandes zonas de Asia meridional y el norte de China enfrentarán una grave crisis ecológica como resultado del repliegue de los glaciares y los cambios en los patrones de precipitaciones.
  • El desplazamiento de alrededor de 332 millones de personas desde zonas costeras y bajas producto de las inundaciones y las tormentas tropicales. Más de 70 millones de bangladesí, 22 millones de vietnamitas y seis millones de egipcios podrían verse afectados por inundaciones relacionadas con el calentamiento global.
  • Riesgos emergentes para la salud, con otros 400 millones de personas en riesgo de contraer paludismo. 

Con las pruebas de unos nuevos trabajos de investigación a la vista, los autores del Informe sobre Desarrollo Humano argumentan que se están subestimando los posibles costos humanos del cambio climático. Sostienen que las crisis climáticas, como las sequías, las inundaciones y las tormentas, se volverán cada vez más frecuentes e intensas debido al cambio climático, ya se cuentan entre los catalizadores más poderosas de la pobreza y la desigualdad y que el calentamiento global no hará más que exacerbar los impactos.

“Para millones de personas, se trata de sucesos que constituyen un pasaje sólo de ida hacia la pobreza y prolongados ciclos de desventaja”, indica el informe. Aparte de poner en riesgo la vida y causar sufrimiento, generan otros problemas como la malnutrición y el retiro de los niños de la escuela. Según el informe, los niños de Etiopía expuestos a sequías en su primera infancia tienen 36 por ciento más de probabilidades de estar malnutridos, cifra que se traduce en 2 millones de casos adicionales de malnutrición infantil.

Si bien el informe se centra en las amenazas inmediatas que enfrentan los pobres del mundo, advierte al mismo tiempo que la falta acción para abordar el problema del cambio climático podría poner a las futuras generaciones en riesgo de sufrir una catástrofe ecológica. Entre las amenazas sistémicas a la humanidad, el informe destaca el posible colapso de la capa de hielo de la Antártida occidental, el repliegue de los glaciares y la presión sobre los ecosistemas marinos.

“Efectivamente hay incertidumbres, pero cuando enfrentamos riesgos de esta magnitud la falta de certeza no justifica la inacción. Apuntar a metas de mitigación ambiciosas es de hecho el seguro que debemos tomar contra los posibles riesgos de gran envergadura. El informe de este año aborda nuestro compromiso con el desarrollo humano hoy y trata además sobre cómo crear un mundo capaz de ofrecer seguridad ecológica a nuestros hijos y a sus nietos”, agregó el Sr. Derviþ.

Anuncios




Estadisticas de Desarrollo Humano de la Republica Dominicana

28 11 2007

Dominican Republic

  • Total population (millions):  9.8
  • Population growth (annual %):  1.6
  • Surface area (sq. km):  48,671
  • GDP per capita (PPP US$):  8,813
  • GDP growth (annual %):  10.7
  • Inflation, GDP deflator (annual %):  4.2
  • Unemployment (% of total labor force):  17.9
  • Life expectancy at birth (years):  70.8
  • Median age of total population (years):  23.9
  • Human Development Index (Rank 1 – 177):  94
  • Human Development Index Value:  0.8
  • Sex ratio at birth (males per 100 females):  105.0
  • mdg goals
    Goal 1: Eradicate extreme poverty and hunger

  • Population below PPP $1 per day (%):  2.8
  • Children under 5 who are moderately or severely underweight (%):  5.3
  • Population living below the national poverty line (%):  42.2
  • mdg goals
    Goal 2: Achieve universal primary education

  • Net enrolment ratio in primary education (% both sexes):  89.5
  • Percentage of pupils starting Grade 1 and reach Grade 5 (% both sexes):  82.9
  • mdg goals
    Goal 3: Promote gender equality and empower women

  • Gender parity Index in primary level enrolment (ratio of girls to boys):  1.0
  • Literacy rates of 15-24 years old (% both sexes):  94.2
  • Seats held by women in national parliament (%):  17.3
  • mdg goals
    Goal 4: Reduce child mortality

  • Mortality rate of children under 5 years old (per 1,000 live births):  31
  • 1-year-old children immunized against measles (%):  99
  • mdg goals
    Goal 5: Improve maternal health

  • Maternal mortality ratio (per 100,000 births):  150
  • mdg goals
    Goal 6: Combat HIV/AIDS, malaria and other diseases

  • People living with HIV,15-49 yrs old (%):  1.1
  • Prevalence of tuberculosis (per 100,000 people):  116
  • mdg goals
    Goal 7: Ensure environmental sustainability

  • Land area covered by forest (%):  28.4
  • Carbon dioxide emissions per capita (metric tons):  2.1063
  • Access to improved drinking water sources (% of total population):  95
  • mdg goals
    Goal 8: Develop a global partnership for development

  • Internet users (per 100 people):  13.7
  • Youth unemployment rate, ages 15-24, both sexes :  23.1




Islandia campeona en desarrollo humano

28 11 2007

 

Islandia superó a Noruega y se convirtió en el país con el más alto índice de desarrollo humano (IDH), según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Esta medición se basa en un indicador social estadístico que conjuga parámetros como esperanza de vida, educación y PIB per cápita. Entre los países latinoamericanos, Argentina toma el liderazgo, con el puesto 38, seguido por Chile.

Después de liderar seis años consecutivos el ránking, Noruega fue destronada, por un pelo, por Islandia. La patria de la cantante Björk reúne, según las Naciones Unidas, los mejores logros en términos de expectativa de vida, niveles educacionales e ingreso.

El Indice de Desarrollo Humano (IDH), creado en 1990, aspira a medir de manera más precisa el impacto de la economía en la vida de la gente que el Producto Interno Bruto (PIB). Los parámetros de esta medición integran factores como la vida larga y saludable (esperanza de vida), la educación (nivel de alfabetización) y el nivel de vida digno (PIB per cápita en dólares).

De los 177 países que divulgaron sus cifras para ser clasificados, Argentina logró el lugar 38, lo que la coloca junto a Chile (40), Uruguay (46), Costa Rica (48), Cuba (51), México (52) y Panamá (62) en la franja de las 70 naciones latinoamericanas con IDH alto. El peor latinoamericano clasificado es Guatemala (118).

Otros datos que se desprenden de esta lista: Francia, en décimo lugar, supera a Estados Unidos (12). Por su parte, España (13) pasa por delante de Reino Unido (16), mientras que entre los países que integran la cola del ránking, con IDH bajo, sólo hay naciones africanas.

 Otros Datos del Informe

Cambio climático es la mayor amenaza al desarrollo humano
Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el fenómeno frenará los esfuerzos para combatir la pobreza.

El cambio climático ya es un hecho y diversos estudios señalan que sólo quedan diez años para tomar cartas en el asunto.

Hoy se conoció el último informe de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas (PNDU), donde Chile ocupa el puesto 40 de un total de 177, y su principal conclusión establece que los países pobres son los que están pagando las consecuencias de la contaminación de los más ricos.

Vicente Ossa, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Humano, sostuvo que los más afectados por “inundaciones, sequías, son aquellas personas que están en una situación de pobreza o mayor vulnerabilidad”.

El informe tiene ejemplos claros, como por ejemplo que los 19 millones de habitantes de Nueva York dejan una huella ecológica -es decir contaminan- más que los 766 millones que viven en los 50 países menos adelantados del mundo.

Rodrigo Márquez, del Programa de Naciones Unidas, afirmó que “los que son más responsables no sufren directamente las consecuencias. Todos sabemos que son los grandes países desarrollados los responsables de las emisiones que producen el cambio climático”.

El próximo 3 y 4 de diciembre en Indonesia se intentará negociar un acuerdo multilateral que rija a partir del 2012, fecha en que vencen los compromisos del Protocolo de Kyoto.





El embajador de Venezuela en España dice que ambos países “tienen un futuro común”

27 11 2007

 

El embajador de Venezuela en España, Alfredo Toro, ha asegurado tras reunirse con la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, que las relaciones entre los dos países “tienen un futuro común más allá de los altibajos”.

La entrevista fue convocada por la secretaria de Estado, después de las declaraciones de Hugo Chávez en las que anunció que congelaba las relaciones con España, y al término de la cual Jiménez ha considerado que no hay “ningún cambio” en las relaciones bilaterales.

Toro ha manifestado a los periodistas que el futuro de las relaciones entre España y Venezuela seguirá enmarcado en los vínculos que unen a los dos países como las tradiciones y el lenguaje común.

Para el Gobierno, todo sigue igual

Este encuentro ha servido al Gobierno para constatar que las relaciones entre los dos países no se han alterado en las últimas semanas, han informado fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Trinidad Jiménez ha considerado, por su parte, que no ha habido “ningún cambio” en las relaciones bilaterales, después de que Hugo Chávez afirmara que iba a congelarlas hasta que el Rey le pidiera disculpas.

Según Jiménez no se ha producido ningún cambio en las relaciones bilaterales

Jiménez aseguró que no hay ningún elemento que indique que se haya producido algún tipo de alteración en las relaciones bilaterales, ni en el plano político, ni en el plano económico, ni en el plano social.

La secretaria de Estado explicó que las palabras de Chávez se enmarcan en un “contexto más amplio”, porque hizo una referencia “sólo tangencialmente” de España mientras estaba hablando de las relaciones con Colombia.

“No hay absolutamente ninguna empresa que nos haya comentado que se haya visto afectada en su relación, sus inversiones y su trabajo allí, no solamente hoy sino desde hace dos semanas”, concluyó.

Manifestación en Madrid

Coincidiendo con la reunión de Alfredo Toro y Trinidad Jiménez, alrededor de 100 manifestantes se congregaron este lunes bajo el lema ‘¿Por qué no te callas?’ frente a la embajada de Venezuela en Madrid contra la reforma constitucional que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pretende llevar a cabo.

El presidente de la Plataforma Democrática de Venezolanos en Madrid, William Cárdenas, aseguró que “Chávez es un farsante y como tal está acostumbrado a decir disparates”, por lo que se “está quedando aislado” en Latinoamérica. Mientras los manifestantes antichavistas mostraban sus camiseta con el lema ‘¿Por qué no te callas?’, en los altavoces instalados por los congregados sonaba la versión de un pasodoble español versionada con las palabras con las que el Rey Don Juan Carlos mandó callar al presidente venezolano.

“Por qué no te callas es un símbolo, un eslogan de los venezolanos que no aceptan un régimen autoritario”, insistió Cárdenas.





Por primera vez admitirá Israel un estado palestino ante la Liga Arabe

25 11 2007

 

En la Conferencia de paz de Annapolis que se celebrará el próximo martes, Israel admitirá por primera vez oficialmente delante de los representantes de la Liga Árabe la creación de un estado palestino independiente a su lado.


Lo hará el primer ministro Ehud Olmert, quien lo confirmó a los a periodistas de su comitiva antes de emprender hoy vuelo a Estados Unidos en camino a Annapolis, capital del estado de Maryland.

La frontera occidental del estado palestino en cierne en Cisjordania -si Israel devolviese íntegro ese territorio ocupado desde hace más de cuarenta años- estará a 20 kilómetros de Tel Aviv, y a 7 kilómetros del aeropuerto internacional ‘Ben Gurión’.

El objetivo central de la Conferencia de Annapolis será, de hecho, reanudar el estancado proceso de paz entre israelíes y palestinos para encontrar una solución final a su prolongado y sangriento conflicto de más de un siglo.

Las ciudades de Natania, Hedera, Kfar Saba y Petaj Tikva, situadas en la franja costera sobre el mar Mediterráneo, donde se halla concentrado el grueso de la población israelí, quedarán a distancias de entre 18 y sólo un kilómetro del límite fronterizo.

La determinación de las fronteras del estado palestino, cuya desmilitarización exigirán los israelíes, según fuentes oficiosas, será uno de los asuntos cruciales en las negociaciones de paz.

‘Negociaremos con los pies sobre la tierra y con el dedo cerca del gatillo’, proclamó esta semana el ministro israelí de Defensa, el general en reserva Ehud Barak, líder del Partido Laborista.

Al sur de Tel Aviv, la ciudad portuaria de Ashdod y la de Ashkelón, antiguos feudos de los fenicios, estarán a 25 y a 10 kilómetros, respectivamente, del norte de la franja de Gaza, actualmente controlada por los islamistas de Hamas.

Los israelíes dirán que esas exiguas distancias serán las mismas para su Ejército si, en caso de conflictos, se viese en el brete de ‘volver a conquistar’ Cisjordania como en la guerra de 1967.

En el caso de Jerusalén, la ciudad con más habitantes del país con unos 750.000 vecinos, de los cuales alrededor de 230.000 son palestinos de las comunidades musulmana y cristiana, las distancias son menores aún, el ancho de sus abigarradas calles.

Olmert, por boca de su íntimo colaborador, Haim Ramón, ya insinuó que aceptará, en las nuevas negociaciones que deben comenzar tras la Conferencia de Annapolis, la instalación de la capital del futuro estado palestino en los barrios árabes de Jerusalén oriental que Israel se anexó tras la ‘guerra de los seis días’ de 1967.

Para quienes la perciben como una posesión exclusiva, Jerusalén es una ciudad ‘indivisible’, y la ‘capital eterna de Israel y del pueblo judío’, que en todas sus sinagogas ora mirando al mítico templo del rey Salomón, arrasado hace unos 2.000 años por Roma.

Esa aparente disposición de Olmert a quebrar de una vez por todas el actual estancamiento del proceso de paz que comenzó con la Conferencia de Madrid, en 1991, y a ‘separarse de los palestinos’ -la doctrina del asesinado primer ministro Isaac Rabin- levanta ampollas aún entre ministros ultranacionalistas en la coalición del gobierno.

Qué decir de los colonos judíos establecidos en Cisjordania, Judea y Samaria bíblicas, la ‘Tierra Prometida’, de la tendrán que marcharse, como lo hicieron en 2005 de sus asentamientos de Gaza por orden del maestro de Olmert, el ex primer ministro Ariel Sharón.

Si la matriz de Annapolis no promete un camino de rosas a Olmert al frente de una frágil coalición de Gobierno, y amenazado por varios juicios bajo sospecha de cohecho, tampoco lo tendrá fácil el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

Es difícil prever cómo influirá sobre los radicales islamistas de Hamas -que repudian la Conferencia de Annapolis y ven en Abás a un ‘traidor’- el hecho sin precedentes de que Israel, la Liga Árabe y la comunidad internacional lo respalden para concretar un viejo anhelo de su pueblo, un estado palestino independiente que para sobrevivir tendrá que alinearse con Occidente antes que con Hamas.

Los islamistas palestinos, en lucha abierta con los nacionalistas, no reconocen la legitimidad del Estado hebreo establecido en 1948 en ‘tierras sagradas del Islam’.

Abás no podrá obviar a sus adversarios, cuya meta es un estado palestino teocrático y que controlan a más de un tercio de unos 4 millones de palestinos en Gaza, Cisjordania y Jerusalén.

Para todos ellos espera Abás, sucesor del histórico Yaser Arafat, izar la bandera de la independencia, tal vez el año próximo.

 





La labor desconocida del diplomático

24 11 2007

CARLSO FERNÁNDEZ-ARIAS y JAVIER GARCÍA-LARRECHE. Diplomáticos y miembros de la junta directiva de la Asociación de Diplomáticos Españoles

 UN viejo dicho establece que la diplomacia, como la banca, bien hecha es necesariamente discreta; poco amiga de los pelotazos. Esto es así, posiblemente en el trabajo cotidiano, pero no debe suceder que la labor diplomática acabe siendo críptica y desconocida para el ciudadano.

 

De vez en cuando ocurre algún suceso internacional o es publicado en los medios algo que, breve y puntualmente, atrae la atención de la opinión pública, plantea un breve debate sobre el servicio exterior y poco después vuelve el silencio, y la diplomacia y los diplomáticos retornan a una discreción rayana en el olvido; hasta la siguiente crisis. Así ha sucedido en las pasadas semanas con los recientes acontecimientos padecidos por la tripulación española retenida en el Chad. La prensa ha redoblado las críticas contra la política exterior del Gobierno, pero también, al menos en un primer momento, ha vuelto a usar los manidos lugares comunes sobre la utilidad de los diplomáticos y su presunta falta de adecuación al mundo actual. Por ello los diplomáticos creemos que los ciudadanos deben conocer mejor nuestra labor; porque una sociedad bien informada está en mejor disposición de determinar lo que quiere de su servicio exterior.

 

Los integrantes de la Carrera diplomática pasan a formar parte de la misma después de superar un exigente proceso público y transparente que garantiza el que sean elegidos de acuerdo con los principios constitucionales de mérito y capacidad: la oposición. Naturalmente, y aunque nos centremos en los diplomáticos, existen otros trabajadores del Servicio Exterior, funcionarios y contratados laborales, que desarrollan una abnegada y meritoria labor en el ámbito de sus competencias y sin los cuales sería difícil imaginar nuestra labor.

 

Los diplomáticos son ante todo profesionales con una clara vocación de servicio y un especial entusiasmo por el trabajo que desempeñan. La tarea diplomática exige una dedicación plena que significa en muchos casos sacrificios familiares y personales. El diplomático es el funcionario dispuesto a cumplir con su deber desplazándose incluso a miles de kilómetros, sin apenas previo aviso, cuando su presencia es requerida en un país que no cuenta con Embajada o Consulado residente, para auxiliar a conciudadanos españoles con problemas ante las autoridades locales o para prestar la correspondiente protección diplomática que menciona el Convenio de Viena de Relaciones Diplomáticas.

 

Es el caso de la reciente crisis del Chad, donde tres funcionarios diplomáticos fueron despachados desde el inicio de la crisis, quedando en aquel país para realizar las oportunas gestiones hasta que los ciudadanos españoles pudieron regresar a España. En estas situaciones, a los diplomáticos españoles nos duele leer que nuestra presencia es la de «meros comparsas», como se ha llegado a publicar, dolor que comparten sin duda sus familias, que se ven perjudicadas por su ausencia durante un tiempo indefinido. Hay que señalar que, muy poco tiempo después de las críticas recibidas, la totalidad de los españoles afectados pudo volver a nuestro país.

 

Ello, a pesar de atender, en ocasiones con sólo dos diplomáticos y un reducido personal en la Embajada, territorios que abarcan miles de kilómetros cuadrados y varios países en zonas verdaderamente remotas y mal comunicadas.

Baste un ejemplo escalofriante pero real: habida cuenta de la prioridad política que han revestido en esta legislatura las relaciones con África, que han llevado a un impulso real y globalmente fructífero de nuestras relaciones con todos los países del continente a partir de las premisas sentadas por el Plan África, resulta en cambio chocante pensar que sólo cinco diplomáticos (incluyendo al director general del área) se ocupan de las relaciones políticas de España con África subsahariana, mientras que en Dinamarca son trece, en Holanda treinta, y de ahí para arriba…

 

Los diplomáticos españoles apenas sumamos más efectivos hoy que al inicio de la transición política, unos 800 funcionarios. La situación de España y de los españoles en el mundo es bien distinta. Hoy nuestro país es uno de los nueve primeros emisores de inversión en el mundo, los españoles viajan cada vez más y a lugares cada vez más remotos, somos el segundo país europeo en número de adopciones internacionales, más de 1.500 presos españoles cumplen condena en cárceles en el exterior y España mantiene abiertas más de cien embajadas residentes y otros tantos consulados en todo el mundo. Unos consulados que, en 2006, entre otras muchas tareas, expidieron casi un millón de visados, cerca de 1.400 inscripciones registrales y más de 25.000 instrumentos públicos.

 

A la vista de esto, es esencial que la opinión pública se plantee la pregunta siguiente «¿Queremos de verdad que España ocupe en el mundo el papel que merece?»…, y, como consecuencia «¿Hasta qué punto estamos dispuestos a dotar al Servicio Exterior de los medios necesarios para ello?»

Una reflexión sobre esta cuestión sería muy necesaria. Porque, y es el último punto que abordaremos aquí, un Estado fuerte y moderno goza, ineludiblemente, de unas instituciones y unos cuerpos profesionales sólidos, apolíticos, competentes y cualificados. Es uno de los criterios distintivos del Estado moderno y es una reclamación recurrente de las sociedades de nuestro entorno con mayor grado de libertad y formación. Como decía un diplomático y escritor, esta vez de valía «si no hubiera cuerpos, ¿dónde residiría el alma del Estado?».

Como servidores del Estado, los diplomáticos garantizan que éste y sus ciudadanos sean representados y atendidos con independencia de los vaivenes o el pensamiento político de cada etapa o cada persona. Su Majestad el Rey lleva ya décadas demostrando lo útil que resulta para nuestro país una actuación exterior continuada, e institucional más que partidista. Por supuesto, el Gobierno de cada momento también ejecuta la política exterior y el Parlamento contribuye a elaborarla. Pero incluso así, suscita un amplio consenso el hecho de que las grandes líneas de nuestra acción exterior deben ser política de Estado, y no estar tan sometidas como otras materias a los vaivenes políticos o los intereses electorales.

 

Recientemente, el Consejo de Ministros dio el visto bueno a un Código de Buenas Prácticas de modo que los nombramientos del Estado en el ámbito de la cultura se rijan por criterios profesionales y no políticos. El mismo criterio debería regir a la hora de dotar de medios, apoyar materialmente y efectuar los nombramientos correspondientes cuando hablamos de una acción de Estado que además es servicio a la ciudadanía y que a los profesionales de la diplomacia no nos gusta que se convierta en objeto de lucha entre partidos. En nuestra condición de servidores de la nación, queremos que la sociedad española, una de las más avanzadas, libres, generosas y solidarias del planeta, esté orgullosa de su diplomacia. También nos gusta pensar que estamos contribuyendo, un poco más, a vertebrar esa misma nación.





Fidel y el concepto de Revolución

21 11 2007

 

“Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo.”

“La Revolución era, pues, una necesidad, y la Revolución se está haciendo, y la Revolución ¡se hará! “Y ¿qué es una revolución? ¿ Es, acaso, un proceso pacífico y tranquilo? ¿Es acaso, un camino de rosas? La revolución es, de todos los acontecimientos históricos, el más complejo y el más convulso. Es una ley infalible de todas las revoluciones, y la historia lo enseña; ninguna revolución verdadera dejó de ser, jamás un proceso extraordinariamente convulso, o, de lo contrario, no es revolución. Cuando hasta los cimientos de una sociedad se conmueven, y solo la revolución es capaz de conmover los cimientos y las columnas sobre las cuales se erige un orden social, como solo una revolución es capaz de conmoverla, y si esos cimientos no se conmueven, la revolución no tendría lugar, porque una revolución es algo así como destruir un viejo edificio para construir un edificio nuevo, y el nuevo edificio no se construye sobre los cimientos del edificio viejo. Por esos, un proceso revolucionario tiene que destruir para poder construir”.

“Esta Revolución ha significado, en primer lugar, no solo que el pueblo es libre, no solo que se acabó el crimen, no solo que se acabaron los atropellos, las torturas, los golpes, las humillaciones que constantemente estaba sufriendo cualquier ciudadano: significa que el pueblo ha llegado al poder“.

”La Revolución democrática que ha llegado al poder, es la Revolución cuya características tiene que ser necesariamente la interpretación de los deseos, de los anhelos de la mayoría del pueblo. La Revolución ha llegado al poder no para que mande un grupo de hombres, sino para que mande el pueblo. El pueblo es el que está gobernando.”

“Y ese el secreto de nuestra Revolución, de la fuerza de nuestra Revolución: que volvió sus ojos hacia la parte más necesitada y sufrida de nuestro pueblo; que volvió sus ojos hacia los humildes, para ayudarlos.

“Y ese es el único crimen que hemos cometido, dejar de ser vendidos gobernantes a los grandes intereses nacionales o extranjeros, para ser gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.”

“La Revolución, sobre todo, vale por lo que significa de esperanza para los que nunca tuvieron esperanza; por lo que significa de atención y de recuerdo para los que siempre fueron olvidados; por lo que significa para el hombre que lo ha redimido, que permite que ese hombre humilde del pueblo no se sienta avergonzado de ser pobre, no se sienta avergonzado de ser humilde; de que ningún compatriota, porque sea pobre o porque sea negro, tenga que sentirse avergonzado, porque esta no es una falta ni mucho menos. “

Si quisiéramos medir el mérito de nuestra Revolución y el valor de nuestra Revolución, bastaría observar el odio que contra ella sienten los grandes intereses reaccionarios del mundo; bastaría observar el odio que contra ella siente el peor y más explotador de los imperialismos modernos; bastaría observar el odio que contra ella siente la prensa más reaccionaria del mundo, la campaña tremenda de calumnias que se comenzó a realizar desde el primer día contra ella, para comprender, para satisfacción de nuestro pueblo, que nuestra Revolución pasará también a la historia como una gran Revolución.”

“Una idea justa que aparece, vence”

“Manda el que dice a tiempo la verdad. La verdad bien dicha, dicha a tiempo, disipa, como si fuesen humo, a sus enemigos”