Scotland Yard ayuda a Pakistán a investigar la muerte de Bhutto

4 01 2008

RAWALPINDI, Pakistán (AFP) — Policías de Scotland Yard llegaron este viernes a Pakistán, a petición de Islamabad, para ayudar en la investigación sobre el asesinato de Benazir Bhutto, con lo que el presidente Pervez Musharraf espera poner fin a la controversia que rodea a la muerte de la opositora.

El equipo británico comenzó su cooperación con los investigadores paquistaníes, ofreciéndoles una asistencia técnica en la investigación sobre el “asesinato”, declaró a la AFP el portavoz del ministerio del Interior, Javed Cheema.

Los cinco o seis expertos en antiterrorismo y medicina legal de la célebre policía criminal británica, llegaron este viernes con discrección a la capital paquistaní, para dirigirse al lugar del atentado suicida que le costó la vida a Bhutto, en Rawalpindi, cerca de la capital.

Deben también examinar el coche de la líder de la oposición, fallecida el 27 de diciembre.

El jueves Musharraf había declarado que no estaba “enteramente satisfecho” de la investigación que lleva a cabo la policía paquistaní, pero insistió en que ni el gobierno ni los servicios de inteligencia habían intentado ocultar información.

El trabajo de los investigadores de Scotland Yard se verá complicado por los múltiples errores cometidos hasta ahora dentro de esta investigación. Comenzando por el hecho de que los servicios de limpieza pública lavaron a conciencia el lugar del atentado.

Scotland Yard “nos preguntará dos cosas: ¿conocen las causas de la muerte? y ¿tienen un informe de la autopsia? No lo tenemos”, reconoció un responsable gubernamental.

El marido de Bhutto, Asif Ali Zardari, se opuso a que los médicos practicasen una autopsia la noche del atentado, el 27 de diciembre, y la ex primera ministra fue enterrada al día siguiente respetando la tradición musulmana.

Creció entonces rápidamente la polémica sobre su muerte.

Islamabad había acusado a grupos islamistas afines a Al Qaeda, mientras la oposición señaló indirectamente a altos responsables cercanos al poder y a los servicios de inteligencia.

Éstos podrían incluso haber actuado sin conocimiento del jefe de Estado, como la propia Bhutto ya había insinuado tras un primer intento de asesinato, el 18 de octubre, cuando salió ilesa de un atentado suicida en el que murieron 139 personas.

Según las autoridades, Bhutto murió como consecuencia de una fractura del cráneo provocada al chocar contra una palanca del techo de su automóvil cuando intentaba esquivar las balas de un agresor, segundos antes de que estallase la bomba del kamikaze.

Sin embargo, su partido afirma que recibió un disparo en la cabeza.

Queda, no obstante, la posibilidad de identificar a los autores del atentado gracias a los restos de sus cadáveres, a la reconstitución por parte de los cirujanos del rostro del kamikaze y a las imágenes de los dos presuntos terroristas captadas por cámaras y fotógrafos aficionados.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: