ANTE LA INACTIVIDAD DE NUESTRAS AUTORIDADES

15 01 2008

 

 

P. Manuel de Jesús Rodríguez, SDB

Recientemente uno de nuestros mejores alumnos (Colegio Don Bosco), Jean Carlos Mercedes Reynoso (estudiante de 2º año del Nivel Medio), de 17 años de edad, fue asesinado por un grupo de delincuentes residentes en el mismo sector donde residía nuestro inolvidable jovencito. Toda nuestra Comunidad Educativa lloró, consternada, ante una tragedia de semejante magnitud. Todos experimentamos hondamente el dolor inexpresable de sentir cómo se desagarraba una parte de nuestro corazón. Y es que Jean Carlos, no obstante el poco tiempo que compartió con nosotros (apenas un año y medio), se había apoderado de nuestro cariño y de toda nuestra confianza, por su sencillez, amistad, seriedad, espíritu de esfuerzo y lucha, franqueza y alegría. Jean Carlos irradiaba luz, la luz del espíritu juvenil, la luz del amor, la luz del futuro… y esa luz fue truncada abruptamente.

Como cristianos que somos, no hay cabida en nuestro corazón para el odio. Por eso, desde el principio dejamos claro que no albergábamos ningún tipo de sentimiento mezquino hacia los asesinos de nuestro querido Jean Carlos. Sin embargo, como ciudadanos nos corresponde el derecho de exigir justicia. Y lo hemos estado haciendo desde el principio. Y lo haremos sin desfallecer hasta que los culpables paguen con la cárcel por lo que han hecho. Estamos comprometidos en luchar en contra del fantasma de la impunidad, que tanto dolor y sufrimiento ha provocado en este país.

Hasta el momento, las autoridades policiales y los representantes del Ministerio Público nos han decepcionado enormemente en la penosa gestión que han hecho de este caso. No se ha investigado lo suficiente. No se han realizado las operaciones pertinentes en casos de esta naturaleza. Los apresamientos realizados han sido de ínfima importancia. Los actores principales no han sido capturados. En la comunidad donde residía Jean Carlos sigue imperando el miedo y el terror, en razón de la ausencia de las autoridades.

En fin, el comportamiento de las autoridades competentes ha sido bochornoso. No quiero pensar que la razón de semejante inconducta radique en el hecho de que Jean Carlos no pertenecía a una familia adinerada. No quiero pensar que como el apellido de Jean Carlos no era “Llenas” ni “Aybar” ni “Menicucci”, ni “Vicini”, ni “Armenteros”, ni “Bonetti”, ni “Lama”, ni “León”, ni “Ricart”, ni “Pellerano”… su caso no revista de la importancia suficiente para ser atendido satisfactoriamente por parte de quienes tiene la obligación social de hacerlo. De igual modo no quiero pensar en que como Jean Carlos tampoco era sobrino de ningún funcionario público ni hijo o pariente de la querida de ningún jerarca militar, entonces su caso no resulte lo suficientemente urgente como para ser atendido con la celeridad y prioridad que este tipo de situaciones exigen.

Si las autoridades policiales y del Ministerio Público no tienen los medios o los recursos necesarios para hacer frente al caso de Jean Carlos, entonces que los busquen y reclamen. Pero ninguno de ellos tiene derecho a permanecer inactivo ante un hecho que en modo tan ignominioso lesiona la dignidad no sólo de un jovencito de bien y de una familia honrada, sino de toda una comunidad de niños, niñas y jóvenes que ven cómo la vida humana es tratada como trapo sucio por parte de quienes se supone deberían protegerla y defenderla.

De todas formas, aunque nuestras autoridades continúen brindando en este caso un pésimo ejemplo de responsabilidad, nosotros le prometemos a Jean Carlos que no nos callaremos. Y que seguiremos utilizando TODOS los medios a nuestro alcance para que se haga justicia. Porque no puede haber paz donde no hay justicia. La justicia es el lecho de la paz. Y una justicia lenta es siempre una grave injusticia. Una justicia medalaganaria es una desfachatez. Una justicia elitista es una de las peores formas de injusticia. Por tanto, nuestra lucha sigue en pie. Nosotros no vamos a defraudar a Jean Carlos.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: