Amnistía Internacional, FUNCEJI, LXD y CNDH celebraron con éxito charla en la UASD

27 10 2011

Santo Domingo.- Ayer miércoles 26 de octubre  más de 150 jóvenes asistieron a la Charla “Cállate si no quieres que te matemos” organizada por Amnistía Internacional, FUNCEJI, Lucha X tus Derechos y la Comisión Nacional de Derechos Humanos en el Paraninfo de Ciencias Jurídicas de la Universidad Autónoma Santo Domingo (UASD).

La actividad se realizo de 4PM a 6PM y conto con la participación de autoridades y profesores de la UASD así como los directivos de las organizaciones convocantes.

La investigadora de Amnistía Internacional, la joven Chiara Liguori presento el Informe “Cállate si no quieres que te matemos” , elaborado por esta institución sobre los abusos policiales de la policía nacional en República Dominicana, seguido de esto se abrió un foro para escuchar a los jóvenes y profesores asistentes.

La actividad culmino a las 6:30PM con un llamado a la juventud dominicana a unirse a la futura campaña que perseguirá una reforma a la policía nacional, sensibilizar a la ciudadanía sobre su derecho a exigir respeto de su dignidad y lograr cambios en el sistema nacional de justicia.





Amnistía Internacional condena policía dominicana por asesinatos y torturas

25 10 2011

LONDRES, Reino Unido (EFE).- La organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) reclamó hoy a las autoridades de la República Dominicana reformas urgentes de sus fuerzas del orden a fin de afrontar los alarmantes casos de muertes y torturas ocasionados por la policía dominicana contra sus ciudadanos.

En un informe divulgado hoy, AI señala que ha podido documentar, después de varias visitas al país, casos de muertes, torturas y malos tratos por parte de la policía.

“Las autoridades deben garantizar que los responsables de las muertes y las torturas respondan ante la Justicia y que se toman medidas para cambiar las políticas y las prácticas que permiten que ocurran estos abusos”, afirmó el jefe de la delegación de AI en la República Dominicana, Javier Zúñiga.

“El punto de vista oficial sigue siendo el que las violaciones de los derechos humanos son cometidas por unos pocos oficiales corruptos y nada profesionales”, añade Zúñiga.

“El punto de vista oficial sigue siendo el que las violaciones de los derechos humanos son cometidas por unos pocos oficiales corruptos y nada profesionales”

Entre enero y julio de 2011, 154 personas murieron a manos de la policía en la República Dominicana, según la Fiscalía, en comparación con los 125 en el mismo periodo de 2010.

Las estadísticas de la Fiscalía muestran que el diez por ciento de todos los asesinatos contabilizados en 2010 fueron cometidos por la policía, dice AI, que aclara que agentes del orden también han perdido la vida.

La gran mayoría de los casos de muertes, agrega, se produjeron por un “intercambio de fuego” con sospechosos criminales.

Sin embargo, en muchos casos, las pruebas forenses apoyan las denuncias de que los agentes dispararon con la intención de matar.

Amnistía también informa de que los sospechosos de actividades criminales fueron amenazados con la muerte y la privación de alimentos mientras estaban en custodia policial.

Algunos de ellos tenían bolsas de plástico en la cabeza, afirma la organización, que añade que son pocos los casos que llegan ante la Justicia o son investigados.

“Reconocemos que los agentes suelen afrontar un grave peligro mientras hacen su trabajo. No obstante, creemos que en realidad su conducta hace recrudecer la violencia y crea un clima en el que los derechos humanos son totalmente ignorados”, añade Zúñiga. EFE





Las autoridades deben abordar los alarmantes niveles de abuso policial

25 10 2011

Las autoridades de República Dominicana deben reformar urgentemente la policía para dar solución a los alarmantes niveles de homicidio y tortura, según ha dicho hoy Amnistía Internacional en un nuevo informe.

El informe “Cállate si no quieres que te matemos”: Violaciones de derechos humanos cometidas por la policía en República Dominicana documenta decenas de casos de homicidio, tortura y malos tratos a manos de la policía, recopilados durante tres visitas de investigación al país, y pone de manifiesto la falta de investigaciones efectivas.

“Las autoridades deben garantizar que los responsables de los homicidios y los actos de tortura comparecen ante la justicia y que se toman medidas para cambiar las políticas y las prácticas que permiten que se cometan tales abusos”, manifestó Javier Zúñiga, jefe de la delegación de Amnistía Internacional en República Dominicana.

“La postura oficial sigue siendo que las violaciones de derechos humanos son obra de unos pocos agentes corruptos o poco profesionales que enseguida son llamados al orden y obligados a rendir cuentas, pero la realidad es bien diferente”.

Según datos de la Procuraduría General de la República, entre enero y julio de 2011 la policía acabó con la vida de 154 personas en República Dominicana, frente a 125 en el mismo periodo de 2010.Las estadísticas de la Procuraduría General muestran que el 10 por ciento de todos los homicidios registrados en 2010 fueron cometidos por la policía.

También han muerto varios agentes.La policía ha descrito la gran mayoría de las muertes por disparos como “intercambio de disparos” con los presuntos delincuentes. Sin embargo, en muchos casos, los exámenes forenses coinciden con las denuncias de que los agentes de policía dispararon deliberadamente a matar.

El informe de Amnistía Internacional advierte de que la policía podría estar recurriendo al homicidio de jóvenes como elemento disuasorio.“Los homicidios policiales no deben convertirse en la vía para resolver el problema de la reincidencia de los delincuentes ni para disuadir a los jóvenes de cometer delitos”, dijo Javier Zúñiga.

Amnistía Internacional también ha descubierto que se ha amenazado de muerte, golpeado y negado alimentos, agua y medicamentos básicos a presuntos delincuentes mientras estaban bajo custodia. A algunos les han puesto bolsas de plástico en la cabeza y los han colgado por las esposas a barras o clavos. Se teme que al menos dos personas vistas por última vez bajo custodia policial hayan sido víctimas de desaparición forzada.

Sólo un reducido número de casos llegan a los tribunales o son siquiera investigados. Hay varios factores que impiden que los autores de los abusos sean llevados ante la justicia, como la falta de independencia y recursos y que no se recaben y conserven adecuadamente las pruebas forenses.

“En República Dominicana, el sistema de investigación de abusos policiales es desorganizado y carece de los procedimientos adecuados para tramitar denuncias de violaciones de derechos humanos cometidas por la policía. Que un agente de policía comparezca ante la justicia depende en gran medida de si la víctima o su familia presenta una denuncia oficial, del grado de publicidad que atraiga el caso y de la presión política que se ejerza sobre los fiscales”, afirmó Javier Zúñiga

“Reconocemos que los agentes de policía suelen enfrentarse a graves peligros en el desempeño de sus funciones. Sin embargo, creemos que de hecho su conducta fomenta la violencia y crea un clima en el que se ignoran por completo los derechos humanos.”

Tal como dijo un joven a Amnistía Internacional en octubre: “Si tú atracas a una gente, la gente va a poner una querella, y si le presentan las caras y te reconocen, te salen a buscar, no te dejan hablar, y te caen a balazos […] Yo estaba allí cuando a un amiguito mío lo agarró la policía. Él era atracador. La policía le andaba buscando. […] Se fueron a su casa, él se escondió en otro lugar. […] Entonces le dicen ‘sal que no te vamos a matar, que sólo te queremos investigar’, y cuando él salió… le dieron tiros en la cabeza, dos tiros.”





Policía ha matado a 154 personas en siete meses

25 10 2011

La organización Amnistía Internacional en una investigación reveló que desde enero a julio de este año, han muerto 154 personas de forma violenta a manos de la Policía Nacional.

En el informe titulado “Cállate si no quieres que te matemos. Violaciones de derechos humanos cometidos por la Policía en República Dominicana”, da cuenta de casos de homicidio, tortura y malos tratos por parte de los uniformados.

El informe, que fue resultado de tres visitas de indagaciones en el país, pone de manifiesto la falta de investigaciones efectivas. Indica que la Policía Nacional justifica que la violación de derechos humanos la realizan unos pocos policías corruptos que al ser descubiertos son llamados al orden y a rendir cuentas. La investigación de Amnistía manifiesta que la realidad es muy distinta a las explicaciones policiales.

Agrega que la Policía describe a la gran mayoría de las muertes como “intercambio de disparos con presuntos delincuentes”. Sin embargo el documento indica que muchos de los exámenes forenses coinciden con las denuncias de que los agentes policiales dispararon deliberadamente a matar.

En el año han muerto 62 agentes de la Policía, frente a 56 que murieron en el 2009 y 52 en el 2008. Un factor que contribuye a que la corrupción sea generalizada en la entidad policial son los bajos salarios que reciben los agentes, según da cuenta el informe.





Amnesty: Killings by Dominican police ‘alarming’

25 10 2011

Santo Domingo, Dominican Republic (CNN) — Police in the Dominican Republic were responsible for an “alarming” 10.5% percent of the nation’s killings last year, Amnesty International said Tuesday, citing government statistics.

A report from the human rights organization sharply criticizes the Caribbean nation’s police, saying they have been behind “scores of cases of killings, torture and ill-treatment.”

“Police killings should not become the way to solve the problem of repeat offenders and warn young people against crime,” Javier Zuniga, the head of Amnesty’s delegation to the Dominican Republic, said in a statement.

Speaking to CNN before Amnesty released its report, National Police spokesman Col. Maximo Aybar said police in the Dominican Republic were committed to protecting the public.

“We are more than aware that we are here to defend members of society, not to assault them. And that is an institutional position. In those cases where excesses may have been committed, investigations have occurred and measures have been taken: members were suspended from their posts and placed at the disposition of the courts,” he said.

Police were responsible for at least 260 of the nation’s 2,472 homicides in 2010, Amnesty International said, citing statistics from the National Police and the Prosecutor General. That figure marked a decrease from previous years. In 2008, for example, police were responsible for 19% of the killings in the nation. Details about the circumstances of those killings were unclear.

A spokeswoman for Amnesty International said the organization does not have comparable figures for other nations. In the United States, the killing of felons by law enforcement officers made up 3% of slayings in 2010, according to FBI homicide statistics.

In the Dominican Republic, the 977 people injured by police in 2010 accounted for 16.6% of violent injuries in the nation that year, according to Amnesty’s report.

Amnesty International said Dominican police interviewed by the organization denied torture allegations and argued that the number of deaths corresponds with police efforts to stop crime.

“Deaths among the police and the criminals occur because the police carry out preventative patrols. If the police wouldn’t do that, there would be no deaths, but criminality would remain unchallenged,” said one police chief, according to Amnesty’s report.

Police have also been victims. So far this year, 97 officers have been killed, and 176 have been injured, police said.

Last month a United Nations report noted that homicide rates have soared in the Dominican Republic, citing rising organized crime as a cause.

Tough conditions for policing are no excuse for human rights abuses, Amnesty International said.

“Unlawful and unprofessional conduct by many police officers is contributing to the rise in crime and violence in the Dominican Republic,” Amnesty’s report said. “Widespread police corruption, aggressive policing and the involvement of law enforcement officers in criminal activities are undermining the capacity of the state to protect human rights and ensure public security.”

Diulka Perez reported from Santo Domingo, Dominican Republic. Catherine E. Shoichet reported from Atlanta.





Yo me declaro!

25 10 2011





Hace un año asesinaron a la fiscal Gissel Odalis Reyes Díaz

24 10 2011

Domingo, 23 de Octubre de 2011 15:48 Ciudadoriental.com

El día 27 de octubre iniciarán el juicio de fondo; Milagros Díaz clama justicia

Por Robert Vargas
Santo Domingo Este
.- El pasado día viernes la ex regidora Milagros Díaz debió celebrar su fecha natalicia. No pudo hacerlo por un motivo simple: recordaba que este día lunes 24 de octubre se cumple el primer aniversario del asesinato de su hija, Gissel Odalis Reyes Díaz, la jóven fiscal Adjunta que terminó sus días con un balazo en el costado cuando regresaba a su casa de comprar una pizza junto a un Policía, que asegura, fue víctima de un atraco.

Un poco más, Milagros está pendiente del próximo día 27 de Octubre, cuando deberá ser iniciado el  juicio de fondo para determinar quien fue el asesino.

¿Fue el ex sargento Augusto Luciano Familia? o ¿Juan Carlos Aquino Mesa y Julio César Ceballos?

 

El ex sargento Luciano Familia y Gissel

 

¿Cuál de los tres?

El primero, Luciano Familia, al momento del asesinato de Gissel, era sargento de la Policía. El asegura que no fue quien mató a la fiscal adjunta. Las primeras versiones oficiales, sin embargo, dicen lo contrario.

Los otros dos, Aquino Mesa y Ceballos, serían un par de pillos de poca monta quienes, según versiones de un par de mujeres que fueron arrestadas y luego liberadas, les habrían dicho que saldrían a dar “un tumbe” con una pistola que una de las mujeres tenía en su poder.

Las mujeres fueron liberadas tras ser favorecidas con un “no ha lugar”, por lo que las acusaciones recaen con toda intensidad sobre Luciano Familia, Aquino Mesa y Ceballos.

Aquella noche del 24 de octubre de 2010, Gissel salió caminando desde su vivienda en un complejo de edificios a la entrada de la Urbanización Invivienda Santo Domingo.

Iba acompañada de Luciano Familia quien se había hecho su amigo y, con frecuencia, le visitaba para, supuestamente, consultarle sobre temas de la carrera de Derecho, que él estudiaba.

No era su guardaespalda ni su amante como algunos medios divulgaron en el momento.

Gissel estaba asignada al Distrito Judicial de Monte Plata, pero, extrañamente, fue obligada a tomar unas “vacaciones” no solicitadas tras resistirse a asumir responsabilidades por acciones incorrectas auspiciadas por otro fiscal.

-“Gissel no era del agrado de un importante funcionario del Ministerio Público en Santo Domingo Este ni de un compadre de este que estaba de servicio en Monte Plata”, comentó una vez una fuente cercana a la familia de la malograda fiscal adjunta.

Parece que Milagros Díaz, estaba al tanto de esas malquerencias.

 

Milagros Díaz

-“¡Mataron a Gissel!”, exclamó aquella noche la ex regidora peledeísta cuando escuchó los disparos.

 

“Algo” le dijo en lo más profundo de su ser de madre, que su hija había sido asesinada.

Los disparos no se produjeron a las puertas de su vivienda, sino a una distancia estimada de unos 150 metros, quizás más lejos, en un recodo de una calle en penumbras, que no a oscuras,, junto a la ventana de uno de los edificios del barrio.

Gissel regresaba, desde la pizzería cercana, junto al sargento, cuando en aquel recodo se produjeron los disparos que alarmaron al vecindario.

Poco después, el sargento Luciano Familia llegó jadeante a la residencia de Milagros, que era la misma de Gissel.

Llegó preguntando por Gissel, si esta había llegado.

Llevó con él las dos cajas con las dos pizzas dentro, intactas. A una le faltaba un pedazo. Las cajas estaban limpias y no daban señales de que habían rodado por el suelo durante el “tiroteo”.

El policía dejó las pizzas sobre la mesa y volvió sobre sus pasos hacia el lugar donde estaba el cadáver de la fiscal Adjunta.

La gente del barrio lo observaba desde las persianas de los edificios. Llevaba la pistola en la mano. Nadie se atrevía a intervenir.

Luciano Familia le dijo a los investigadores que fueron asaltados por dos hombres.

Poco después, las autoridades informaban que la bala que encontraron dentro del cuerpo de la fiscal Adjunta correspondía con el arma del policía.

Tres días más  “aparecieron” los otros dos hombres que obligaron a las autoridades a reformular su teoría del caso, generando un mar de confusiones.

En todo esto, la imagen del Procurador Fiscal Perfecto Acosta quedó muy mal parada ante Milagros Díaz, quien percibe que su trabajo fue muy pobre en la investigación del caso.

Díaz tiene la esperanza de que se haga justicia, pero tiene sus dudas, sobre todo, porque dos de los imputados, que debieron ser llevados uno a La Victoria y el otro a la cárcel del 15 de Azua, fueron protegidos por una mano poderosa que los matuvo en la cárcel de la Fiscalía de Santo Domingo durante muchos meses, sin que estuvieran claros los motivos del desacato a la orden judicial.

Este día 27 de octubre, un año y tres días después del asesinato, está supuesto a iniciar el juicio de fondo.

En el camino, Milagros Díaz se vio precisada a despedir a la abogada que tenía porque esta no presentó al tribunal una prueba que consideraba ayudaría a esclarecer el caso.

Esta ex regidora, maestra y dirigente medio del PLD está aferrada a su Dios para que los jueces del Primer Tribunal Colegiado de Primera Instancia hagan justicia.

Mientras tanto, la noche de este lunes 24 de octubre Milagros irá con sus amigos y cuatro nietos, hijos de la difunta, a la parroquia Santa María Reina de Los Trinitarios, a las 6.00 pm, para asistir a una misa por el alma de Gissel.

Sin embargo, no es seguro que Dios esté atento al juicio y su resultado.